La marca

El mito y el logo de 4 caballos rotantes
Mito significaba en la antigua Grecia la “palabra verdadera” o sea la exposición de gestas divinas o heroicas. El logo era la “palabra razonada”, que sintetiza el sentido del mito, en sus valores y en su fuerza. Así la marca de los cuatro caballos rotantes Antonio Carraro intenta simbolizar historia, fuerza, valor, belleza. Una moderna síntesis de la evolución de la mecanización agrícola desde los orígenes de la civilización, del caballo al tractor.
 
Fue en 1959 cuando Presidente Antonio Carraro (amante del arte y la historia) adoptó esta marca de fábrica inspirándose en un grafiti persa del siglo XXVII AC expuesto en el Museo Fine Art de Boston.
 
En la antigua Grecia este tipo de representación gráfica, denominada simplegma, muestra la unción de dos o más figuras iguales que tienen el efecto óptimo de multiplicar el número real de figuras. Un simplegma es un símbolo de vida, de renacimiento, de evolución, de fertilidad: haciendo girar por su centro la figura, el observador percibirá una imagen múltiple. En el caso de la marca Antonio Carraro los caballos horizontales son dos, pero mirando bien se ven otros dos caballos en el eje vertical. Una especial mención del concepto fundamental de los tractores AC: tracción integral 4x4, potencia, multifuncionalidad (muchas máquinas en una), belleza. Una marca en constante evolución en el transcurso del tiempo con el fin de conferir frescura y modernidad a una marca en harmonía con el estilo y el diseño constantemente renovado de sus productos. La última modificación se caracteriza por un trazo gráfico  “manga", de estilo japonés, que se reconoce por las líneas cortantes  de los trazos que forman la figura, casi como si fuesen esculpidos a golpe de escarpa. Casi de magia, la misma que se observa al conducir un Antonio Carraro.

1910 - '60

Giovanni Carraro: el pionero
En 1910 Giovanni Carraro, con sólo 20 años, construye la primera máquina agrícola multi funcional. En un corto espacio de tiempo transforma su taller de herrero en un complejo industrial que produce sembradoras y, sucesivamente, tractores tradicionales. En 1960 Antonio, el más joven de sus seis hijos, funda la “Antonio Carraro di Giovanni”: nace el primero tractor mono eje “Scarabeo”.

1960 - '90

El crecimiento
Antonio Carraro opta por una producción de nicho de tractores de cuatro ruedas motrices de 20 a 100 CV. En un corto espacio de tiempo llega a ser leader del sector incrementando más y más el número de los modelos. Punto fuerte de la fábrica es el departamento R&D (Investigación y Desarrollo), desde el 1979 fuente de proyectos para la realización de productos siempre innovadores y originales.

1990 - 2000

Una fábrica veterana
Fuerte de la experiencia y del patrimonio de soluciones técnicas adquirido en el tiempo, Antonio Carraro multiplica sus nichos de mercado de la agricultura especializada al sector civil. Nace la división “Groundcare”: una gama de máquinas profesionales para el mantenimiento de espacios verdes, la viabilidad en carretera, la limpieza de zonas urbanas.

2000 - HOY

El estilo Antonio Carraro
Después de una fase de reestructuración interna con la contribución de la Porsche Consulting se dibuja un nuevo perfil de la fábrica proyectada para iniciar un nuevo desafío en el mercado global. Santo y seña es “kaizen”, “cambio para mejor” de todas las actividades. Cada detalle, cada oportunidad para la fábrica se puede desarrollar a favor del cliente final.